boda intima Catie y Roger
Bodas reales

De Miami a Donosti: La boda de Catie y Roger

La de Catie y Roger es de esas historias que parecen de película. De esas en las que el amor es el hilo conductor de dos grandes protagonistas. Una historia que culmina en una preciosa boda íntima. Pero empecemos por el principio. Catie y Roger se conocieron en el otoño de 2015. Él vivía en Miami y ella en Carolina del Sur. El destino quiso que coincidieran en el mismo hotel de Miami Beach.

Catie viajaba junto a sus amigas para disfrutar de una despedida de soltera y Roger celebraba su 40 cumpleaños. Fue esa misma noche cuando se encontraron por primera vez. Hablaron y bailaron toda la noche. Y al día siguiente se vieron… “El resto es historia”, cuenta la pareja.

Boda íntima: Un sueño por cumplir en San Sebastián

Catie y Roger no tuvieron una pedida de mano tradicional. Decidieron casarse. “Lo veíamos como algo muy importante para decidirlo en pareja. Queríamos hacer algo muy pequeño, privado e íntimo para celebrar nuestro amor”. De esta manera, decidieron hacer una boda de dos. “Aunque pueda parecer un poco egoísta, era como realmente queríamos celebrar nuestra unión. El resultado no pudo ser más romántico e íntimo”, confiesan.

Catie y Roger tenían claro que querían celebrar la boda fuera de su país. “Juntos hemos visitado muchos lugares que hubieran sido perfectos para celebrarla pero España sonaba con fuerza en nuestra cabeza”. Finalmente, escogieron San Sebastián, una de las ciudades favoritas de Roger. Catie no la conocía pero él estaba seguro de que le iba a dejar sin palabras. Roger le enseñó fotos y desde el momento en que la idea de casarse pasara lentamente a ser una imagen, Catie representó el intercambio de votos en un libro de cuentos que tenía como escenario Donosti. Meses después, esa visión se convirtió en una realidad.

“Queríamos una boda simple, una novia un novio, un vestido blanco, un traje, dos anillos, un cura, una reserva para cenar y un hotel”. ¡Y qué hotel! La pareja se alojó en el Hotel María Cristina.

Catie y la búsqueda del vestido de novia perfecto

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

Catie soñaba con un vestido blanco sencillo. Tras mucho investigar, dio con una tienda de Florida que vendía muestras de vestidos de diseñadores fuera de stock. “Les llamé por teléfono para contarles que quería un vestido simple a un precio razonable. Me dijeron que tenían cinco diseños para mi presupuesto. Así que fui y me los probé todos. Eran bonitos pero estaban cargados de detalles y eran muy voluminosos como para llevarlos en una maleta destino San Sebastián”, comenta Catie.

“Justo cuando me estaba quitando el último vestido pregunté si tenían alguno de manga larga. Fue entonces cuando las dependientas rebuscaron y rebuscaron hasta que me trajeron un vestido que sobre la percha no decía nada pero cuando me lo probé… Me quedaba perfecto y tenía exactamente la simplicidad y elegancia que estaba buscando. Era de una colección de Pronovias de 2015. Combiné el vestido con un cinturón y unos pendientes, no necesitaba más para brillar”.

¿Cómo fueron los preparativos de su boda íntima?

Tras elegir el vestido de novia, se pusieron manos a la obra con los preparativos de la boda. Se enamoraron al instante de las fotos de Iván Pérez. “Tanto él como María fueron los perfectos asistentes. Quedamos con ellos la tarde antes, estuvieron presentes durante todo el día de la boda, compartieron nuestra alegría, nos hicieron de guía por la ciudad y tomaron las fotos más increíbles en el día más importante de nuestras vidas”, cuentan.

Por Internet también contactaron con Leire de 20 Eventos, la wedding planner que fue su hada madrina. “Ella se encargó de las flores, del maquillaje y peluquería en la suite del hotel, escogió la iglesia de nuestros sueños, entre otras muchas cosas. Para el vídeo contamos con Paper Light Studio, que nos realizaron un vídeo digno de Hollywood”.

La temática o inspiración de la boda no estaba pensada, todo fluyó de manera natural. “Simple, eterno y lleno de elegancia. No nos guiamos ni por tendencias ni por presiones externas. Lo vivimos como si fuera una auténtica boda de celebrity. Fue un regalo que nos hicimos”.

De Miami a Donosti: La boda íntima de Catie & Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

El día de la boda eran ellos dos. Solos. Empezaron por un desayuno en el hotel. Catie siguió con una manicura y pedicura, después compraron champán en el mercado y caminaron juntos hasta la Basílica de Santa María. Roger vio cómo la peinaban y maquillaban. Catie observó cómo él escribía sus votos, que terminó dejándolos a un lado e improvisó unos nuevos en la iglesia.

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

No querían perderse absolutamente nada. “Reímos y escuchamos música, brindamos, hicimos FaceTime con nuestras familias y disfrutamos el uno del otro cada segundo del día. Después de la ceremonia, paseamos por las calles y tomamos pintxos con nuestros trajes de boda. Después nos cambiamos y nos pusimos unos outfits más casual, fuimos a por más pintxos y tuvimos una cena genial en el restaurante Rekondo”, cuenta la pareja.

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

Ni en sus mejores sueños imaginaron un día tan perfecto. “Todo lo que hicimos fue por amor, el uno para el otro, así es como tenemos la intención de seguir viviendo el resto de nuestra vida juntos”.

boda intima Catie y Roger

boda intima Catie y Roger

Fotografía: Iván Pérez / Vestido novia: Pronovias / Jumpsuit post-boda: Black Halo Brooklyn / Traje novio: Austin Burke Men’s Clothier / Wedding Planner: 20 eventos / Vídeo: Paper Light Studio / Maquillaje y Peluquería: Soler BMak / Flores: Villaflores / Iglesia: Basílica Santa María / Hotel: María Cristina

1

5 thoughts on “De Miami a Donosti: La boda de Catie y Roger

  1. No pude asistir a la boda , pero estaba presente en la mente de mi hijo y de mi nueva hija ; a través de la distancia compartimos la gran felicidad de ese día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *